Coloquio Universitario del Cuerpo y su Relación con la Imagen

 

UAM Azcapotzalco
5 de noviembre 2008

 

Ponencia presentada por Alejandro Zenker

En el 2004, un grupo de artistas visuales participamos en una exposición de arte erótico que tuvo lugar en Acapulco, cuya organización corrió a cargo del curador norteamericano Luis de la Cruz. La presencia de varios de los artistas en ese espacio durante los días que duró la exposición nos sirvió para compartir ideas y experiencias. Un común denominador fue el desasosiego por los pocos lugares y las pocas oportunidades para exhibir arte erótico. Paradójicamente, mientras el país se abría de piernas a la industria de la pornografía, vivíamos una cerrazón al arte erótico en galerías, museos y centros culturales. Ante ese panorama sugerí formar una asociación de artistas con obra erótica con objeto de trabajar en mancuerna para abrir espacios a nuestras propuestas visuales. Así fue como organizamos varias reuniones en mi estudio donde, copa de vino en mano, fuimos dando forma a la agrupación.

Buscamos un nombre original, pero ante el rechazo generalizado a los lugares comunes tipo DesnudARTE, ExtasiARTE y demás palabras con sufijo ARTE, nos quedamos con las siglas que nos agruparon, es decir, Artistas Visuales del Erotismo, AVE.

En el 2005 organizamos ya como AVE el primer Festival de Arte Erótico (o Art Walk) en Puerto Vallarta, en el que participaron alrededor de 60 artistas con obra expuesta en ocho galerías y con el apoyo del mismo gobierno de la Ciudad. A los galeristas les gustó la propuesta innovadora de tal suerte que decidimos organizar el segundo festival en el 2006, con la participación de más galerías y la disposición de nuevos espacios proporcionados por la secretaría de cultura de Puerto Vallarta. Paralelamente montamos varias exposiciones en la Ciudad de México y comenzamos a realizar talleres de dibujo y fotografía en mi estudio. Las exposiciones estuvieron acompañadas de mesas redondas y actividades culturales diversas. Cada integrante de AVE se convertía en un promotor, lo que enriquecía el universo de posibilidades.

A lo largo de esos años, el curador Luis de la Cruz y yo sostuvimos varias conversaciones. ¿Cómo promover la visión latina del arte erótico? ¿Cuál era la peculiaridad del arte que emerge en países como México vs. el que prevalece en Estados Unidos y Europa en particular? Le propuse trabajar para crear una fundación para fomentar el arte erótico. La idea le gustó y comenzamos a trabajar cada uno en su país. Como era de esperarse, en México no encontré espíritus dadivosos. Luis, en cambio, encontró una especie de paraíso fiscal en Estados Unidos, lo que le costó no sólo sudor y lágrimas, sino incluso la salud. Surgió la Fundación XART que encabeza el mismo Luis y su esposa Theresa. Una de sus primeras acciones consistió en establecer el premio Blocksberg que debía otorgarse a un destacado artista latino. Así fue como aquella primera emisión del premio, dotado de más de 100,000 pesos, le fue otorgado a nuestro buen amigo Rogelio Cuéllar. AVE festejó en las instalaciones de Ediciones del Ermitaño. En una concurrida reunión los artistas visuales le rindieron tributo a su maestro. Festejamos al galardonado en un entorno erotizado. La fiesta terminó en bacanal. Como debe ser. Como es propio de quien hace del erotismo su objeto de arte.

Sin embargo, no todo era miel sobre hojuelas. Un problema lo constituyó la falta de recursos. “Los artistas visuales son ricos en imaginación, pero pobres económicamente” era una y otra vez la queja. Cuando organizamos el festival de arte en Puerto Vallarta en el 2006, solicitamos a los artistas una modesta participación para sufragar los costos de transportación de la obra. Pocos podían pagar por mínima que la aportación fuera. Teníamos problemas financieros.

Pero había otro problema, quizás aún más complejo: la dispersión de los artistas a lo largo y ancho de la República. En las exposiciones que organizamos en Puerto Vallarta participaron artistas radicados en diversos estados, y llevar toda esa obra y regresarla fue un problema económico y logístico difícil de resolver. Por otro lado, no todos podían estar presentes en las exposiciones, y considerábamos importante fomentar el diálogo.

¿Qué hacer ante semejante situación?

Internet vino en nuestro auxilio. Decidimos crear una red virtual independiente de artistas visuales del erotismo dotada de todas las herramientas necesarias para propiciar la interacción, es decir, foto de obra, videos, foros de discusión, chat, anuncios de actividades, página individual para cada artistas con un blog personal, etc. La lanzamos en la primera mitad de este año como www.ave.org.mx y hoy cuenta con 98 miembros activos. El portal se ha convertido así en una de las muestras más representativas del arte visual erótico que se produce en México, es decir, fotografía, pintura, escultura, grabado, performance, etc. Establecimos como criterio que los integrantes tengan obra erótica y hayan participado al menos en una exposición colectiva sujeta a curaduría. Por supuesto, la variedad de propuestas es notable, y pretender curar la totalidad de la obra expuesta en el sitio es poco más que imposible. Así pues, una vez aceptados, los artistas tienen mucha libertad para exponer lo que juzguen conveniente, si bien en la página principal sólo se destacan las 100 mejores obras de los miembros.

Este portal se ha convertido en una valiosa herramienta de difusión. Quizás una de las características más notables es que no se trata de una simple red social como las muchas que hay, tipo hi5, Facebook, etc. donde los integrantes no se conocen. Por el contrario, AVE es una agrupación viva que realiza actividades en las que los miembros se conocen personalmente. Por ejemplo, este sábado, AVE monta una exposición colectiva en la galería FARO de Oriente con la participación de casi 30 artistas visuales que expondrán alrededor de 90 obras de fotografía y pintura.

Pero a diferencia de otras entidades, con una dirección centralizada, los miembros de AVE impulsan con independencia exposiciones a las que invitan a los integrantes cuya obra encaja en sus proyectos. A AVE se han integrado galerías, como XART de Los Angeles, California, o Sol y Luna de Puerto Vallarta. Pero también gestores culturales, como es el caso de FILIAS, que ha realizado diversas exposiciones a lo largo del año en las que han participado los miembros de AVE.

Hay muchos proyectos en puerta para el futuro. A lo largo de estos cuatro años de existencia AVE ha acumulado experiencias, ha logrado darse a conocer como agrupación y ha ayudado a difundir la obra de muchos artistas valiosos cuya obra permanecía prácticamente en el anonimato. Muchos usan hoy el portal de AVE no sólo para darse a conocer, sino también para explorar lo que otros hacen. El portal lo visitan gestores culturales, galerías de arte y museos interesados en encontrar propuestas novedosas. Y en AVE están naciendo proyectos de colaboración y creación sumamente interesantes entre los artistas.

Nosotros creemos que hay que profesionalizar la labor gestora del artista, que debe dominar el arte de vivir del arte. Por eso estamos vinculando AVE con otra red que creamos, la Red Independiente de Proyectos Artísticos y Culturales (RIPAC) www.ripac.com.mx, que aglutina a los gestores culturales que buscan no sólo profesionalizar sino también internacionalizar su labor. Creemos que de esta manera, vinculando, ofreciendo información y cada vez más herramientas de gestión, AVE contribuirá a que los artistas encuentren los recursos para abrirse camino y dar a conocer su obra.

*azh, 9/11/2008